Despedidas y reencuentros

Ya era algo que veía venir desde hacía tiempo, y es que en el curioso mundo de los blogs, a veces hay circunstancias que te hacen más difícil la singladura y la relación con los otros. Esto me ha sucedido aquí, que por un lado es muy trabajoso estar al tanto de lo que hacen los otros cuando usan otro servidor, y además, si la página no funciona tan bien como se deseara, pues todo te hace replantearte tu situación.

Por otro lado, los que me hayan seguido por aquí ya saben que abrí otra página anteriormente a la que me mudo definitivamente. Esta es:

franimabendrot.blogspot.com

Así que espero que los que siguierais este blog, sigáis haciéndolo en la nueva edición. Así que sin más me deseo a mi mismo feliz singladura con el nuevo año

Anuncios

Berlusconadas

Cada vez creo más cierta una afirmación que antes criticaba: Todo pueblo tiene los gobernantes que merece. Elproblema es cuando los que no están de acuerdo con esos gobernantes o con la mayoría son tratados como proscritos o indeseables, se les pone la estrella amarilla o cualquier otro distintivo ad hoc y se les trata como anormales. Tal como describía Foucault en Vigilar y castigar.

Otro de los problemas es cuando esos gobernantes que de algún modo se han hecho con el poder pretenden perpetuarse en él o bien utilizarlo en un beneficio propio, que no necesariamente tiene por qué ser ecoómico. Lease el affaire Berlusconi con el Lodo Alfano.

En fin. Esta noche presenciaremos algunos una de estas balandronadas, y lo que es peor en un ámbito eclesiástico. Si los Monsieurs et Mesdames de Port-Royal levantaran la cabeza…

Advenimientos (o Feliz año nuevo)

Este domingo comienza uno de los tiempos más hermosos, el Adviento, también llamado Cuaresmilla de San Martín. En el iremos preparándonos para el acontecimiento central de nuestra fe: Et Verbum caro factum est et habitavit in nobis. Con el Adviento comienza el año nuevo litúrgico, y como hoy es el primer día, es tiempo de desearos Feliz Año Nuevo. En este periodo veremos cosas muy hermosas: niños que corretean, la solemnidad de la Inmaculada (lástima que para algunos, grandes ya como trinquetes, sólo sea una noche en que salir de borrachera y hacer el ganso vestido de época), y el día 18 estará entre nosotros, a nuestra altura la Esperanza Grande que está en San Gil, que con su esplendor nos recordará que en siete días nos visitará el Sol que viene de lo alto para iluminar a los que viven en tinieblas y sombras de muerte.

Para ello es necesario que atendamos a lo que nos dice hoy el profeta Isaías: Lavaos, purificaos, apartad de mi vista vuestras malas acciones. Cesad de obrar mal, aprended a obrar bien; buscad el derecho, enderezad al oprimido; defended al huérfano, proteged a la viuda. Ojala que hagamos todo esto para hacer un pesebre a Cristo en nuestro corazón.

Retornos

Muchos creerán que había entregado que había entregado ya la cuchara, pero eso en absoluto es cierto. Simplemente es mejor guardar silencio cuando no hay nada nuevo que decir, o por hacer referencia a Ruben Darío, es mejor hablar como las águilas callan, pues también el silencio es una forma de decir algo.

Continúo con mis clases (demasiadas) y mis idiomas, además de mantener la actividad concerniente al vicio solitario. En torno a este, decir que nuevamente me ando por centrouropa, fundamentalmente en tiempo de entreguerras.

La verdad es que uno, tendente a la melancolía, como mejor describir su anhelo puede es con el final de cierto poema de Antonio Colinas:

Y yo sólo deseo salvar mi claridad,
sonreír a la luz de cada nuevo día,
mostrar mi firme horror a todo lo que muere.
Señor, aquí me quedo en vuestra biblioteca,
traduzco a Homero, escribo de mis días de entonces,
sueño con los serrallos azules de Estambul.

El cazador cazado

cazador cazado

A veces uno se encuentra determinadas sorpresas como ésta. Y es que ¿quién contempla a quién? Nosotros a la pintura, o es el retratado quien contempla, y en ese caso ¿a quién? ¿al fotografo? ¿o a las otras pinturas?

A mi amigo Antonio

Oso Lübeck

A quien he tenido presente muy a menudo en esas tierras heréticas luteranas. Y el sabrá por qué cuando vea esta entrada. A ver si nos vemos ya y nos tomamos unas coca-colas zero y nos contamos la vida, que estamos los dos muy atrasaos el uno del otro. Lo dicho. Un abrazo campeón.

Y luego nos quejamos de ciertos pasos…

y no digo que no lo hagamos con razón, que por supuesto que sí, y yo el primero. Pero… que me dirían si se encontrasen un Jueves Santo con algo así encima de un paso

santos dresde blog

pues con razón se horrorizarían. Pues sepan que esto está en la Catedral de Dresde, pero no en la de los herejes luteranos, no. En la Católica. ¡Chúpate esa! Aunque lo mismo si lo coge Grande de León y le hace unos tocados monos y unos bordados a hojilla, la cosa gana.

¡Ah! y sepan que hasta dicen misa delante.