Tarde de domingo y nostalgias

Estas tardes de verano que comienzan a ser interminables a las que se añaden el final del verano dejan el ánimo un poco estragado, la verdad. Desde hace ya bastantes años identifico estas tardes con la dulzona melancolía del adagietto de la 5ª de Mahler, pero si añadimos a esto ciertas nostalgias, mejor no seguir…

Y las nostalgias… pues eso, que llevo tres días con mono de Italia y me consuelo al menos escuchando viejas canciones de Celentano y alguna de Gianna Nannini o Mina

Lo curioso es que apetecerme, lo que se dice apetecerme no me apetece Roma, sino un sitio donde no he estado: Sicilia. Aquí una bella spiaggia siciliana dove riposare la malinconia

Anuncios

Una respuesta

  1. A mí también me pasa algo parecido, musicalmente hablando. Las tardes dominicales se asocian en mi caso al programa de Radio Clásica “El mundo de la fonografía”, con la sugerente voz de José Luis Pérez de Arteaga, un gran conecedor, entre otras cosas, de la obra de Mahler.
    La sintonía que abre su programa -la banda sonora de “Rebeca” compuesta por Franz Waxman- llega a crear en torno a mí un clima ideal para el trabajo meditativo de la siesta.
    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: