¡Qué pronto se acaba lo bueno!

Aquí nos hallamos nuevamente tras descansar 15 días en Punta Umbría, que para mí sigue siendo una playa estupenda para descansar, leer a la sombra de una sombrilla (que zarzuelero me ha quedado…), pasear hasta el espigón, comerse un heladito en la ría, etc. sin añorar demasiado la vida capitalina. De ella os dejo estas imágenes, que aunque no son mías, así también las he disfrutado  así eran las puestas de sol,  así las doradas arenas donde

busqué, “pues, el sosiego dulce y caro,

como en la oscura noche del Egeo

busca el piloto el eminente faro” y allí lo encontré.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: