Bendita rutina

Pues sí, bendita rutina, que llegas tras los fastos navideños a imponer tu ritmo sosegador en nuestra pobre existencia. Mañana comienza un nuevo trimestre escolar, el reencuentro con los alumnos, las explicaciones del temario y también la rutina de la Novena del Señor de Pasión a la que seguirá el Quinario del Calvario y así seguirá desgranándose hasta la Semana Santa. En fin, bendita rutina, que, con tu deslizarte, das el reparo de un bálsamo a las heridas…