Lamento por el tiempo perdido

En estos momentos en que uno se enfrenta a una de las tareas más desagradables de su tarea profesional, como es la corrección, se acuerda uno del tiempo perdido, y además en una doble vertiente, la del tiempo perdido por los alumnos en actividades banales que no conducen a nada y la del tiempo perdido por el docente leyendo sandeces sin pies ni cabeza con que tratar de disfrazar la ignorancia más exacerbada. ¿Cambiará algún día esto?

Anuncios

2 comentarios

  1. Pues seguramente no. Échale un vistazo a la pequeña selección que Juan Antonio, el profe, ha publicado en su entrada de hoy. ¡A ver con cuántas perlas te encuentras este fin de semana! Que te esa leve. Yo me libro de eso.

    Un abrazo

  2. No se yo que es peor, si ser profesor y leer sandeces con las que alguna vez incluso te ríes, o ser librero para acabar vendiendo bolis de diseño ¡jajajajajaja!
    Un abrazo y no te lo tomes a mal…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: